Cap 02 202 Dioscorides A Libro Cerrado

 

El día de hoy presentamos el facsimilar autenticado del “Dioscórides Greco Latino”, también conocido como “De Materia Médica”.

Ésta es la réplica de un manuscrito elaborado por Pedanio Dioscórides de Anazarbo, médico militar de las legiones romanas, quien había estudiado en las ciudades de Tarso y Alejandría y aprovechó sus viajes para recoger plantas y recetas de medicamentos hasta lograr reunir en un solo libro todos los conocimientos de botánica de su época. El método utilizado fue el empirista, basado en el estudio, la descripción y la observación directa de los efectos de las plantas, para organizar y clasificarlas por sus cualidades y virtudes, por ejemplo: diuréticas, afrodisíacas, laxativas, analgésicas, etc. Compuso su colección de cinco libros en una larga serie de dibujos que carecen de texto. El conjunto de manuscritos ilustrados fue conocido por primera vez entre los años 60 y 78 después de Cristo.

El libro está encuadernado con tapas de madera forradas en piel de cabra color marrón rojizo, en la parte central se encuentra el escudo del Papa Alejandro VII estampado en dorado, rodeado con elementos vegetales en las esquinas y uno exterior en el borde de las tapas. El lomo del libro tiene nervios y los entrenervios están estampados con recuadros dorados que tienen elementos religiosos en el centro. El cuerpo del libro está elaborado en hojas de pergamino.

 

La estructura general del contenido de cada página es la siguiente:

·         Nombre en griego y en latín de la planta o animal estudiado, a veces el nombre extranjero.

·         El dibujo correspondiente (aunque en diferentes escalas).

·         El hábitat y la descripción botánica minuciosa de su objeto de estudio.

·         Las propiedades y usos medicinales y alimenticios.

·         Los efectos nocivos.

·         Las cantidades o dosis recomendadas.

·         Las instrucciones en la preparación de los fármacos.

·         La localización geográfica para su consecución.

La farmacopea moderna, es decir, los libros que recopilan recetas de productos con propiedades medicinales, le debe a este autor no sólo los conocimientos sino la manera de utilizar una nomenclatura que posibilitó, en el transcurso de los siglos, un conocimiento rico, variable y extenso en esta área. Esta obra de Dioscórides alcanzó una gran difusión y transmisión de la botánica medicinal durante la época del Medioevo europeo y en el mundo árabe, aunque, como ocurrió con un sinnúmero de textos, los copistas, es decir quienes reproducían libros a mano, alteraron los manuscritos que se han tratado de corregir y rehacer.

Vale anotar una curiosidad bibliográfica alrededor de esta publicación: ésta inicia como los libros semitas, es decir, lo que para los occidentales es la última página, en realidad es la primera, antecedida por siete folios en blanco. De los folios 8 al 17 presenta un índice general en orden alfabético que parece ser, por el papel de soporte, un añadido posterior. En la parte superior de cada folio se encuentran unas sencillas anotaciones con los nombres de cada animal o planta.

Además, en algunas páginas de este libro aparecen los dibujos o figuras de célebres médicos de la antigüedad y del mismo Dioscórides recibiendo un ejemplar de mandrágora de manos de Sophia (la Sabiduría); en otra escena aparece el autor escribiendo un códice y, a su lado el pintor que dibuja la mandrágora.

En el libro acompañante, editado por Testimonio Compañía Editorial y la Biblioteca Apostólica Vaticana en Madrid, 2001, se ofrece un erudito y extenso trabajo de estudio que cita a los más prestigiosos especialistas que buscaron los testimonios documentales de diversas copias, tanto en la tradición árabe bizantina como en la tradición latina medieval y del renacimiento. Este libro acompañante del manuscrito ofrece además de un catálogo, un amplio estudio introductorio sobre los copistas que multiplicaron los manuscritos, sus anotaciones, correcciones e intervenciones; una bibliografía de consulta y un apartado lexicográfico en castellano.

El original del “Dioscórides Greco Latino” es conservado en la Biblioteca Apostólica Vaticana.

 

Texto basado en la reseña elaborada por Libia J. Restrepo para el libro Joyas Facsimilares: manuscritos e iluminados, publicado por la Editorial UPB en el año 2016.

Encuéntralo en la Colección Patrimonio Bibliográfico de la Biblioteca Central con la signatura: 581 D594

Conoce más reseñas de las Colecciones Patrimoniales aquí

TPL_BEEZ5_ADDITIONAL_INFORMATION