Cap 07 711 Gramatica Mosca A

 

El libro que hoy presentamos es una réplica de una obra publicada en Madrid, España, en el año 1619 titulada ‘Gramática en la lengua general del nuevo reyno, llamada Mosca’.

Este primoroso facsímil que actualmente reposa en la Biblioteca Central de la Universidad Pontificia Bolivariana, mide 14.5 x 10 centímetros y cuenta con 157 hojas impresas por ambos lados, pero numeradas sólo en uno de ellos.

Está encuadernado en piel marrón. En la parte superior de la cubierta delantera se encuentra el título de la obra estampado en letras negras y en la parte inferior se aprecia el escudo del impresor también en color negro.

Contiene la siguiente dedicatoria en su portada: “Compuesto por el Padre Fray Bernardo de Lugo, predicador general del Orden de Predicadores, y catedrático de la dicha lengua, en el Convento del Rosario de la ciudad de Santa Fe. Año 1619”. Esta misma dedicatoria se encuentra estampada en la parte inferior de la cubierta trasera.

Se conserva en un estuche de cartón forrado en papel marmoleado, es decir, que imita la apariencia del mármol, con los mismos estampados que tiene el libro.

De la historia de este libro se relata lo siguiente:

La llegada de los españoles a nuestra América, planteó una serie de problemas de difícil solución. Uno de ellos y, tal vez el más sobresaliente, fue el de tenerse que enfrentar a un sinnúmero de lenguas aborígenes, algunas de ellas habladas por grandes grupos poblacionales y que, más tarde, fueron declaradas “lenguas generales” por la corona española.

Una de esas lenguas fue la chibcha, conocida también como ‘muiska’ o ‘mosca’, la cual era reconocida como la lengua general del Nuevo Reino de Granada. Tuvo gran influencia en todo el altiplano cundiboyacense y en regiones aledañas que se extendían hasta la Orinoquia colombiana. Esta lengua y sus dialectos dejaron de hablarse en la Sabana de Bogotá desde mediados del Siglo XVIII.

Este hecho adquiere gran trascendencia debido a que los trabajos y documentos de muchos misioneros de aquella época fueron dedicados a las labores evangelizadoras y estaban comprometidas con la causa de los indios. Muchas de estas obras se perdieron y únicamente se conservan algunas, de las cuales la más importante es la que hoy presentamos: ‘Gramática en la lengua general del nuevo reyno, llamada Mosca’.

Este libro fue concebido de acuerdo con el pensamiento dominante en la Edad Media en occidente: la Escolástica; y, siguiendo las directrices del logicismo griego, realiza un análisis de la lengua “mosca o muisca” según los usos de la provincia de Gachancipá. Su análisis toma como modelo la gramática latina y tiene influencia de la gramática castellana de Don Antonio de Nebrija.

La primera parte del libro se centra en la gramática, tomando como ejemplo la latina, la cual fue guía para los sacerdotes al momento de confesar a los aborígenes. La segunda, contiene una serie de preguntas basadas en los diez mandamientos, las cuales debía formular el sacerdote al momento de la confesión para conocer los pormenores del pecado cometido por el penitente.

Hay que elogiar la capacidad de Fray Bernardino, su autor, al seleccionar el latín como modelo para realizar su análisis, pues el latín está más cerca de las lenguas amerindias y dispone de modelos más apropiados para este trabajo que permitió el análisis de la lengua Muisca.

 

Texto basado en la reseña elaborada por Olga Lucía Arbeláez Rojas y Juan Manuel Serna Urrea para el libro Joyas Facsimilares: manuscritos e iluminados, publicado por la Editorial UPB en el año 2016.

 

Encuéntralo en la Colección Belisario Betancur de la Biblioteca Central con la signatura: 498.2 L951

 

Conoce más reseñas de las Colecciones Patrimoniales aquí

 

TPL_BEEZ5_ADDITIONAL_INFORMATION