La memoria, la fotografía y la imagen son los tres ejes fundamentales de la exposición colectiva ‘Límites Temporales’ inaugurada el martes 10 de julio en la Biblioteca Central de la UPB “Mons. Darío Múnera Vélez”, y que estará abierta al público hasta el 17 de agosto.

Esta exposición integra las obras: ‘Islados’ de María Isabel Medina e ‘Imago’ de Daniela Muñoz, dos visiones sobre la importancia del rescate del pasado que converge en lo común, así mismo, la búsqueda de la identidad, el interés por lo humano y el sentido de la existencia.

‘Imago’, obra representada desde la imagen bidimensional, ilustrativa y fotográfica es el producto final de todo el proceso académico y personal de la artista Daniela Muñoz en la búsqueda de sus raíces, quien expresó: “siempre me interesó bastante la manera en que las personas guardan y atesoran su pasado”; además resaltó la imposibilidad de tener un presente sin memoria, teniendo en cuenta que esos recuerdos permanecen en la realidad presente de las personas.

El punto de partida para la realización de esta obra estuvo en el deseo de indagar sobre la vida de un personaje que Daniela veía en fotografías y que era buscado a través de lo que las personas le decían: su padre. “Mi trabajo tuvo mucha inspiración en mi padre, porque yo no lo conocí, pero él está en mí” añadió la artista.

En la investigación para la construcción de esta obra la artista tuvo en cuenta una serie de fotografías antiguas, negativos y memorias perdidas que para muchas personas no llegan a tener valor y son desechadas, haciendo que esa memoria plasmada en imágenes se convierta en olvido. A través de este ejercicio el álbum familiar se convirtió en pieza fundamental para recuperar la memoria de todo un grupo, convirtiendo las fotos en un momento congelado que se vuelve eterno. Juan Guillermo Herrera, curador de la Sala de Arte UPB, expresó que “el álbum familiar es como una caja que guarda la memoria colectiva y se pone en movimiento cuando se abre”, es así como la ocasión de ver álbumes familiares se ha transformado en todo un ritual que permite que la memoria de los participantes regrese al presente, ya que hay momentos que sin las fotos no se podrían recordar.

Todas las imágenes de la obra ‘Imago’ están involucradas en un collage, stop motion y un video que tienen como propósito recordar, hacer que las personas se transporten a momentos o lugares especiales, traer a la memoria canciones, personas, olores y pequeños objetos que cuentan con un valor para los espectadores; al mismo tiempo, la creación del video fue un proceso enfocado en detalles importantes de resaltar porque “en esos detalles hay un corazón que late”.

Finalmente, Daniela centra el valor sentimental, familiar y de indagación de su obra en una frase: “es una manera de observarme a mí misma observándolo a él”.

Por otro lado, la obra de Maria Isabel Medina, ‘Islados’, está enfocada en las personas de la tercera edad que se ven obligadas al “olvido”, un ejemplo de esto son los adultos mayores que se encuentran en los parques sentados durante horas, los cuales Maria referenció como “hombres que terminan en un parque jugando cartas o simplemente mirando las palomas, como si esperaran a alguien que nunca llega”, reflejando así el mayor interés de la artista y su reflexión sobre cómo todos poco a poco pueden terminar relegados y aislados.

Se puede señalar que el silencio es un protagonista muy importante en esta obra, así mismo la abstracción de las personas del mundo por su enfoque en una acción personal; “Yo empecé siempre con una inquietud sobre esas cosas que pasan mientras uno piensa y no se da cuenta de los actos que hace cuando está desconectado” agregó Maria.

Un video y una serie de fotografías componen esta obra, transformada en un stop motion y en cuadros con fotos expuestas, que permiten al espectador se centrarse en la gestualidad de las personas captadas por el lente de la artista, exponiendo así acciones naturales tomadas en espacio público sin que las personas se dieran cuenta; pero que, gracias a la narrativa con que fue construía la exposición, se puede reflejar con detalle los gestos de desconexión realizados por los personajes que parecen estar viviendo en otra dimensión. Es así como se llega a realizar una reflexión sobre una generación que va deprisa, que quiere venderse, pero que no piensa que puede terminar como ellos; en el olvido.

Para lograr reflejar la esencia de la obra, Maria dijo: “Mi trabajo constaba en madrugar, salir a buscar estos personajes y convertirme en uno de ellos prácticamente, solo que con una cámara”, haciendo así que cada mirada o gesto representado transmita una sensación particular para cada individuo.

La artista afirmó que la identidad de las personas no era lo primordial para este trabajo, sino que iba más ligado a su imagen, a los gestos que homogenizan a las personas y que reflejaran un personaje con el que todos se pueden identificar de manera subjetiva.

De cualquier manera, la libertad de interpretación de la obra hace que la artista no defina el sentimiento de los demás y que las imágenes resuenen en las personas de manera distinta, logrando el objetivo de Maria: “quiero que se conecten y se rían o les parezca terrible, pero que se toque cada uno con la cara del personaje, porque somos todos”.

Esta muestra estará abierta al público en la Biblioteca Central UPB hasta el 17 de agosto con entrada libre, presentando el documento de identidad original para ingresar al campus.

 

Exposición 'Límites Temporales'

TPL_BEEZ5_ADDITIONAL_INFORMATION